EL TOPO

Para curar el empacho
y todo mal de la mente
dale un pajuelazo al macho
con un topo de aguardiente.

Arturo Castillo Tristán